El sargo picudo, la elegancia entre los sargos.


El sargo picudo, placer por las posidonias.

El mas estilizado de entre nuestros queridos sargos. Errantes y solitarios, suele ser el sargo picudo una captura fortuita en nuestras jornadas en busca de espáridos.

Elegantes y de formas mas hidrodinámicas que el resto de espáridos, presenta una defensa muy enérgica, convirtiéndose en un digno adversario al otro lado del hilo.

Descripción:
De cuerpo elegantemente comprimido y rostro mas alargado que el sargo común o el bedao, gusta de rebuscar entre las praderas de posidonias y cascajos de fondos mixtos.
De color plateado con tonos dorados y franjas oscuras verticales que tienden a desaparecer en los ejemplares adultos. 

  Sargo picudo. Diplodus puntazzo.
 
Su caudal presenta una marca anular en su nacimiento y termina orlada en negro. De hocico puntiagudos, e incisivos muy prominentes, es el único sargo de nuestras costas carente de molares.
Aún así, puede llegar a alcanzar los 45 centímetros de longitud y sobrepasar el kilo de peso en muchos ejemplares.