El congrio, amo de las mareas muertas.


El congrio, diferentemente apreciado en la cocina es, no obstante, un poderoso adversario para nuestras finas líneas.

Capturar un animal de la potencia de un gran congrio o zafio, que puede superar fácilmente los diez kilos de peso, requiere la paciencia y la habilidad del saber hacer.

Su fiereza y resistencia en la captura nos hará pasar un rato inolvidable.  

Descripción:

Próximos a los anguilidos, se distinguen fácilmente por el hecho del que el maxilar superior sobrepasa el inferior.

Sin escamas en su cuerpo y con ojos de notable inteligencia; tienen en su librea tonos grises, mas o menos oscuros, con la aleta dorsal y anal ribeteadas en negro.

Su mandíbula es temida, ya que la presa que ejerce es de una fuerza increíble. 

Congrio. Conger conger.

Muy resistente a la muerte por asfixia y a las heridas, puede soportar varias horas fuera del agua con gran parte de su vitalidad intacta.