La concha fina (Callista chione).

La concha fina (Callista chione).

Características:

Este gigante de los moluscos bivalvos autóctonos, con sus 10 centímetros de radio máximo, de concha sólida, ovalada y valvas simétricas - muy pulidas y con finísimas esculturas concéntricas- de coloración marrón brillante guarda, en su interior, un exquisito manjar capaz de frenar la apetencia de numerosos especies en nuestras aguas.

Confundidas a veces con otras especies como los langostillos  o corrucos (acanthocardia tuberculata) o las llamadas papas (panopea glycymeris ), se presentas como una opción mas  a tener en cuenta gracias a su relativa abundancia y fácil adquisición.

• Conservación y mantenimiento:

Aunque su uso habitual será lo más fresco que nos sea posible, si nos vemos obligados, las podremos conservar vivas durante algunas jornadas en zona refrigerada sobre 14 a 18 º grados, agradeciendo que las cubramos con un paño humedecido en agua de mar.

Así mismo, y despojadas de sus valvas, permiten la congelación para mejores ocasiones siempre que la misma se realice mientras el animal esta aún del todo fresco y, como en otros casos, mejorando  enormemente el resultado final sí, el proceso de congelación, se realiza un vez envasadas al vacío.

• Disponibilidad:

Relativamente frecuentes en cualquier lonja, gran superficie o, incluso, pequeñas pescaderías con destinado al consumo humano y provenientes de las factorías de arrastre industrial, nos facilita su normal adquisición, especialmente, como alternativa valida en ocasiones en que, otros cebos, pueden llega a escasear.