Gusana de sangre o rosca (Marpisa sanguinea).

Marphysa Sanguinea

Características:
La marpisa sanguinea, o gusana de sangre, es un cebo esplendido  común en el atlántico andaluz y en gran medida, desde este, se exporta desde hace mas de 50 años a gran parte de la península y Europa.

El hecho de ser un producto muy perecedero, y de difícil conservación, explica porque es relativamente desconocido por  aficionados de otras lugares.

Pero, si tenemos la suerte de conseguir este animal fresco, tendremos en las manos uno de los manjares mas apetecidos por los peces.

De tono rojizo y con la curiosa costumbre de enredarse en si misma (de ahí su nombre de rosca) tiene, en sus 7-10 centímetros de media, sin duda la mayor cantidad de atrayentes que se puede encontrar en un gusano de pesca autóctono.

Estos líquidos, que se irán diluyendo paulatinamente en el agua, son los responsables de su eficacia constituyendo un atrayente optimo para todos los peces al alcance de nuestras líneas.

• Conservación y mantenimiento:

Zona húmeda y oscura, entre 12 y 14 grados. Su uso ha de ser casi inmediato debido a su extrema fragilidad, así como por la costumbre de "roscarse", pudiendo llegar a partirse por sí misma en numerosos y, habitualmente, inservibles trazos a las pocas horas.

• Disponibilidad:

Durante todo el año siendo, preferibles, las capturadas no más tarde de 12 horas de su uso para asegurarnos la máxima efectividad.