La arenícola marina o coco (Arenicola marina).

La arenícola marina o coco (Arenicola marina).
Características:

Común en casi todas las playas arenosas y visibles en bajamar por la curiosa costumbre de exhibir, junto al agujero de entrada de sus galerías, la acumulación de la arena que, en forma de "churros", produce durante su avance  la estructura, extremadamente fina y compacta, de las arenas de las playas atlánticas del sureste español no la suelen poner fácilmente a nuestro alcance. No obstante, la relativa sencillez de su recolección en las marismas, playas y estuarios del norte de nuestro país  ha permitido que llegue, sin demasiados problemas, a todos los circuitos comerciales de proveedores actualmente.

Aunque considerado un cebo poco resistente, y de rápida degeneración, su capacidad de inundar una amplia zona con el olor de su contenido, altamente rico en materias yodadas, lo convierten en un engaño sumamente interesante para la atracción de especies a larga distancia, siempre que se cumpla la carencia de pequeños peces que puedan atacarle.

• Conservación y mantenimiento:

Se pueden conservar varios días envueltas en papel de periódico, humedecido en agua de mar, o envuelto en algas a una temperatura de entre 4 y 6 grados supervisando, y retirando, los ejemplares muertos de forma diaria. De igual forma, se prestan  a ser mantenidos en vivero de agua salada renovando el agua diariamente con objeto de evitar impurezas.

• Disponibilidad:

Todo el año, salvo problemas de distribución o demanda, las podremos encontrar normalmente expendidas de manera individual en los comercios del ramo.