El Pulpo común (Octopus vulgaris).

El Pulpo común (Octopus vulgaris).
Características:

De manto. o cabeza. grande y musculosa de aspecto rugoso de la que nacen sus ocho brazos o tentáculos - que dan nombre al género octopus- en los que se hacen presentes dos hileras de ventosas que los  hacen destacar de otras especies similares.

Con coloraciones que abarcan desde los tonos anaranjados al marrón y amarillo -alterables a voluntad para mimetizarse o mostrar su estado de animo - y su metro y medio de longitud total, nos dan somero esbozo del considerado más inteligente invertebrado marino.

• Conservación y mantenimiento:

La experiencia nos advierte que, los resultados, difieren enormemente al usar pulpos capturados en otras zonas y  los obtenidos por pulpos propios de las zonas limítrofes al escenario de pesca elegido.

Esta evidencia nos impone la necesidad de adquirir este durísimo cebo a prueba de morralla lo antes posible -vivo preferiblemente- y usarlos sin mayor demora que el propio traslado al pesquero.

Durante la jornada, si este se hallará aun vivo, extremaremos los cuidados para evitar que se puede escapar ya que, al carecer de esqueleto interno y ser dueños de unas demostradas habilidades escapistas, aprovechara cualquier resquicio para desaparecer.

Lo mantendremos, si las condiciones climáticas lo exigieran, refrigerado mediante bolsas de hielo en el mismo contenedor o nevera donde lo trasportamos evitando el contacto directo del hielo o de agua sobre el animal que le haría perder su grasa exterior y, con ella, gran parte de sus cualidades.

No obstante el interior de su cabeza (las llamadas tripas de pulpo), que merecen mención aparte, pueden ser congeladas en caso de necesidad prevista evitando, siempre, el contacto directo con el hielo mediante un correcto envasado, preferiblemente, realizado al vacío.

• Disponibilidad:

Para su adquisición, y asegurarnos la mayor eficacia posible,  es preferible su compra directa bien en mercado local bien a los propios pescadores de bajura, evitando los capturados por flotas industriales y los tratados o limpiados previamente.