El búsano, caracola o cañailla basta (Hexaplex trunculus).

El búsano, caracola o cañailla basta (Hexaplex trunculus).

Características:

Provistas de una solida concha, redondeada en los individuos jóvenes y más angulosa en los adultos, formada por  una espiral de seis vueltas rematadas por un canal  corto.

De coloración marrón, con tres bandas oscuras que se traslucen en el interior de un cuerpo nacarado con tonos violeta y con sus ocho centímetros de longitud máxima, nuestras caracolas nos proveen de un esplendido cebo para tentar a los espáridos de mayor tamaño desde roquedales y mixtos.

• Conservación y mantenimiento:

Permite su conservación durante varias jornadas, eliminando cualquier individuo deteriorado, en zona refrigerada que mantenga unos mínimos comprendidos entre 12 y 16º.

Conservación que mejorará, notablemente, sí optamos por tener
la precaución de cubrir el recipiente donde los depositemos con un trapo humedecido con agua de mar.

De igual manera, y aun con la consabida perdida de cualidades debidas a la rotura de fibras por el proceso del frio y la creación de cristales de sal en su interior, podremos optar a su conservación desprovistas de concha en una ligera salmuera que, incluso, podemos llegar a congelar para preservarlas durante tiempo indefinido.

• Disponibilidad:

Su recolección, mediante métodos tradicionales como el marisqueo a pie o el buceo en apnea, junto a las cada vez mayor frecuencia con que estas llegan a nuestros mercado destinadas al consumo humano originarias de las flotilla de arrastre,  permiten su acceso durante casi todo el año sin demasiadas dificultades.