El cangrejo atlántico, cangrejo verde o coñeta (Carcinus maenas).

El cangrejo verde o coñeta (Carcinus maenas).

Características:

Nuestros cangrejos atlánticos, conocidos también como cangrejos verdes o coñetas, se caracterizan por presentar su cuerpo, el cefalotórax,  más ancho que largo.  Amigos de la poca profundidad, su presencia es frecuente sobre fondos arenosos o embarrados de las aguas remansadas de nuestras ensenadas y estuarios a lo largo de nuestros litoral.

Buenos corredores, y de patente agresividad, nuestra especie maenas (de latín rabioso) hace gala de un singular mal genio que nos recuerda lo bien avenido de su nombre científico cuando procedemos a su manipulación o trasiego.

De carácter omnívoro, su alimentación abarca la practica totalidad de aquel ser vivo que quede a su alcance. Y, aún demostrando gran apetencia por  los restos de peces y moluscos muertos, mantiene sin embargo, en su dieta habitual, pequeños peces y crustáceos que captura  sin dilación gracias a sus dos potentes pinzas delanteras.

• Conservación y mantenimiento:

Al igual que otros cangrejos, podremos conservarlos varios días humedeciendo ligeramente el fondo del deposito donde los mantengamos.  

Pero, si nuestro interés por conservarlo supera este margen, lo podremos ampliar manteniéndolos en un recipiente con agua de mar, a la que proveeremos de una aireación ligera, conservándolos a una temperatura de entre 16 a  20º en un ambiente oscuro, retirando los ejemplares muertos, y cambiándoles el agua cada 3/4 días.

• Disponibilidad:

Como en otros casos, y estando prohibida su recolección a particulares por numerosas legislaciones autonómicas, habremos de acudir  al sector profesional del marisqueo, a los expendedores locales de cebo o incluso a los mercados, donde se gestiona su venta para consumo humano para su adquisición.