• El mundo de las plomadas de Surfcasting.

    Fabricación de plomadas camo.

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    Como muchos, en el afán de mimetizar al máximo nuestros aparejos en el entorno, me había devanado los sesos en el intento de confundir mis plomos destinados para el día, en especial los dedicado a la escurridiza dorada, en las aguas someras, claras y diáfanas del verano cuando todo parece llamar excesivamente la atención.

    Pero, aún dedicándole tiempo y ganas a la mimetización de nuestras plomadas mediante pegamentos y epoxis con los que añadir las arenas de los lugares mas habituales, el resultado, siempre era el mismo.  Se perdía aerodinamismo en vuelo, algunas olían fuertemente a cola, su resultado visual era pobre y, el esmerarse en la construcción de un plomo con líneas perfectas y buen acabado, terminaban dando al traste de lo cutre de un plumazo.

     

    La idea era sumamente básica, llegar desde nuestras plomadas,

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.
    A la perfecta mimetización con el entorno. ¿Seriamos capaces?

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    Pero empezaron a llegar al mercado plomadas, recubiertas de una capa similar a la goma, que me llamaban poderosamente la atención. Cierto es qué sus colores, en tonos chillones o luminiscentes, no me agradaban en absoluto.

    Al fin y al cabo, buscaba el mayor efecto de camuflaje y estas, amen de sus precios siempre fuera de lógica, eran, precisamente, todo lo contrario.

    Continúa Leyendo »

  •  
  • Aún así, a su favor presentaban una cubierta exterior compacta y fuerte. Algunos modelos eran gratamente aerodinámicos e, indudablemente, se podían realizar ya que el mercado estaba lleno de ellas. Había que comenzar la búsqueda del cómo se llevan a cabo y, porque no, si de manera artesanal se podía conseguir el resultado que andaba buscando. La literatura sobre el tema en España era pobre y, casi siempre, pronosticaba resultados poco agraciados. Así que no quedaba más remedio que acudir, una vez más, a los más inquietos y artesanos del mundo de la pesca, los grandes maestros ingleses.

    Powder coating, literalmente, pintura en polvo.

    Una pintura especial, aplicada en seco qué, sobre piezas de plomo recalentadas se adhieren dando una impresión tersa estaba siendo ya utilizada en UK., sobre todo, por pescadores de aguas continentales. Una pintura más resistentes a golpes y ralladuras que las habituales y que, tanto el mundo del carpfishing como el de pesca en mar británicos, habían dado lugar a una gama más que curiosa aplicables a nuestra afición, las Lead Coting Powder.

    Comencé buscado el color "camo" que más se asemeja a las zonas  habituales de pesca diurna que pretendía, y ya con el producto en casa, solo restaba prepararse para un proceso tan simple, como efectivo.

    El proceso de la mimetización.

    En este caso utilizare de una "camo" de arena mixta en una bolsa de 250 gramos ( una pequeña burrada para abaratar el coste ya qué, en principio, 60 gramos pueden proporcionar una media de 20 plomadas), una fuente de gas ( he optado por usar un lápiz de soldadura para tener más "tacto" y poder tirar las fotos), un alicate lo suficientemente fuerte para soportar el plomo por la varilla, un recipiente para recoger la pintura sobrante (totalmente reutilizable, que no anda la cosa para tirar), un recipiente con agua muy fría que nos servirá para enfriar el plomo y, mi pequeña aportación al proceso,  un colador de cocina.

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    He de reconocer que, esto último, por ridículo que parezca, ha sido el gran acierto en el invento y, mi única aportación real al mismo.

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    Cierto es que venden un complejo aparato para realizar la imprimación de la pintura de forma homogénea (sobre los 70 euros). Cierto es que, hasta los ingleses, optan por rociar el polvo con una cuchara. Tampoco es menos cierto que, especialmente, los que no han logrado el resultado que esperaban e, incluso, algunas firmas que lo comercializan, recomiendan directamente embadurnar el plomo en el producto pero, si el resultado más profesional se logra con la difuminación máxima del polvo, que mejor que un escurridor para imitar esa nube necesaria.