• El mundo de los bajos de línea.

    Úrfes y montajes clásicos.

    Uno de los temas que suscita siempre mayor interés entre pescadores es, sin duda, la elaboración de los distintos bajos de línea.

    El mundo de los bajos de linea.

    Pequeño gran secreto, guardado a veces celosamente, forma parte indiscutible del acierto o del error en la acción de pesca. Componente esencial de nuestros equipos y nexo de unión con la presa, su correcta elección puede llegar a marcar la marcha y el acierto de la jornada de pesca.

    Iniciarse es esta actividad, que nos permitirá conocer a fondo los secretos de las técnicas más representativas en el montaje de bajos líneas, abre la puerta a un fascinante mundo capaz de definir, como pocos, la capacidad de adaptación al medio del pescador deportivo.

    El mundo de los bajos de linea.

     El mundo de los bajos técnicos siempre se ha visto rodeado de cierto secretismo. Pongamos las cartas al descubierto

    Desde el uso del paternóster, al más complejo y sofisticado montaje técnico, la selección idónea del montaje apropiado requiere de nosotros una activa participación y un correcto criterio de elección motivado por las circunstancias del momento.

    Diferencia sutil, entre éxito y fracaso, de mil ocasiones inexplicables a priori entre puestos de pesca cercanos; conocer la combinación acertada, con el único límite impuesto por nuestra imaginación, puede ser la diferencia que marque una provechosa jornada de pesca o un desastre total.

    Elaboración de bajos de línea, ¿necesidad o capricho?

    Todo viejo aficionado conoce una verdad inamovible; los peces no entienden de pegatinas fashion o de grandes marcas en tierra.

    Desconocen el costo de nuestra ultima maravilla, y si esta tiene o no 40 rodamientos cerámicos; poco les importa que nuestro equipo sea modesto o “lo más de lo más” en tecnología de carbono.

    Nuestro único nexo con ellos, lo que de verdad nos mantiene unidos a la preciada escama, donde realmente se marcan las diferencias, se encuentra siempre bajo el agua.

    Hoy, cuando la pesca deportiva ha alcanzado niveles de especialización inimaginables hace unos años, forzados, sin duda, por la dificultad que entraña la escasez cada vez mayor de la pesca a nuestro alcance.

    El pescador deportivo se ha visto obligado a olvidar, en muchas ocasiones, aquellos sencillos montajes donde solo convivía el plomo unido directamente a sedal y anzuelo para, en la búsqueda continua de alcanzar mayores distancias, mejorar la presentación del cebo o sencillamente adaptarse a las condiciones que la acción de pesca impone, abrir puerta a numerosos montajes destinados a adaptarse a cualquier situación en el intento de lograr las, cada vez más, lejanas y esquivas presas.

    El mundo de los bajos de linea.

    no sabe de marcas ni logos. Sólo la calidad en los materiales empleados y el buen hacer tendrán la última palabra.

    Pero lejos de pretender crear escuela el espíritu de estas líneas buscara, como siempre, en tú complicidad abrir puertas a la imaginación para que, una vez conocidos los fundamentos, seáis vosotros quienes tengáis la capacidad de escoger de entre lo mostrado y adaptarlo según las circunstancias que nos rijan en cada situación.

  • Poder utilizar un montaje de plomo corrido, como si realmente de uno de larga distancia se tratase.

    Acercarnos al uso de los montajes técnicos que incorporan innovaciones como los bait-clips, impact shield (escudos protectores de cebo), coil crimp (muelles compensadores) o snood release (liberación automática del sedal), sin olvidar nunca dejar un amplio hueco para nuestros paternóster y Úrfes, será el objetivo practico al que pretenderemos llegar juntos.

    Que os parece, ¿nos atrevemos?

    Úrfes y montajes de plomo pasante para largas distancias.

    Surgidos de la necesidad de mantener nuestras líneas de gran longitud libres de enredos en pesqueros de fuertes corrientes y de aguas muy agitadas. Del hecho de alternar diferentes tipos de plomada para adaptarlas a cada caso con extrema comodidad y de la necesidad de conseguir un montaje de esplendido comportamiento ante la captura de grandes peces de fondo, generaron un bajo máximo en comodidad y eficacia.

    El úrfe, fiel compañero de nuestras escapadas invernales y de las aguas más revueltas, será nuestro punto de inicio.

    El siguiente montaje al que nos acercaremos, fruto de ese difícil equilibrio que siempre nos exige hacer frente al receloso instinto de especies como la dorada -atentas siempre ante cualquier artimaña y capaz de escupir el mejor cebo en el último momento con tan solo notar la mínima presión - y de la obligada necesidad de buscarlas cada día “mas allá de las olas”, nacieron las alternativas a los montajes corridos basándolos en la sencillez extrema de su adaptación a plomadas long casting.

    El mundo de los bajos de linea.

    Una simbiosis única que nos permitirá jugar esa difícil partida ante la delicada señora con las mejores cartas en nuestra mano.

    Así que, aprovechando el carácter didáctico que nos mueve, y antes de darnos un chapuzón de lleno en los montajes más elaborados, ¿que os parece si dedicamos unos minutos a tan especiales herramientas…?

    El úrfe, la revelación de un aficionado.

    La necesidad crea el órgano. Y fue la necesidad de un aficionado, del cual toma nombre este bajo, quien motivado, al igual que nosotros, en la mejora de sus herramientas compartió de forma publica este montaje nacido de la inquietud de hacer frente a las siempre difíciles constantes de sus pesqueros.

    El mundo de los bajos de linea.

    Con mil mejoras, y empeoras, este montaje forma parte de la mochila de pesca de muchos aficionados y sigue demostrando, día a día, su gran eficacia en aguas revueltas.

    La garantía de lo salido de nuestras manos.

    Aunque hoy día cabe la posibilidad de adquirirlos ya confeccionados, seria pecado dejar de mostrar su proceso de elaboración artesanal.

    Para muchos de nosotros, que gustamos que nuestra afición se desarrolle mucho antes de lanzar las cañas, el ejercer la acción de pesca con elementos nacidos de nuestras propias manos da un especial relieve a nuestra actividad, amén de permitirnos una continua mejora y adecuación ante cada circunstancia.

    El mundo de los bajos de linea.

    Quiero hacer de nuevo hincapié en el hecho de que los bajos que se muestran, y se mostraran, no son ni mejores ni peores que otros. Ni son, ni deberán ser nunca, único referente obligado. Pero sí que son los que el tiempo y la experiencia han ido concretando en mi caso para mis lugares y estilo de pesca.

    Un atlántico gaditano capaz de hacer volar sobre el  agua plomos de 150 gramos en muchas jornadas de invierno; de largas playas arenosas, con diferencias intermareales de más de 200 metros, y de profundas ensenadas capaces de permitir los más bellos dobletes.

    Continúa Leyendo »