• El mundo de los bajos de línea.

    Paternóster y bait clips.

     El mundo de los bajos de linea, paternoster y bait clips.

    Sí, en el anterior capitulo nos adentrábamos de soslayo en las técnicas de los más simples bajos de línea, será ahora cuando comenzaremos a vislumbrar lo realmente fascinante de este mundo.

    Un espacio siempre cambiante y en continua actualización gracias al ingenio de los aficionados.

    Un fascinante paseo que, más que convertirse en manual, pretende ser el comienzo de una inquietud.

    Una puerta abierta a la imaginación y el ingenio de quienes buscan siempre adecuarse a las condiciones y que no sabrán nunca que es darse por vencidos.

    Desde la sencillez del paternóster a la sofisticación de los snood release hay un camino fascinante. Bait clips, impact shields, coil crimps; elementos que, llegados desde la tradición y la experiencia de las complicadas condiciones de pesca del otro lado del Canal de la Mancha, esperan impacientes el ser parte fundamental de nuestros equipos como alternativa y solución de muchas jornadas cuando las cosas …se ponen difíciles.

    Iniciarse en esta actividad, que nos permitirá conocer algunos de los secretos más representativos, abre la puerta a un cambiante mundo capaz de definir, como pocos, la especialización del pescador. Imaginación e ingenio, adjetivos que definirán siempre la capacidad de adaptación del pescador deportivo al medio.

    El paternóster. La genialidad de lo clásico.

    De la mano de la pesca embarcada, y heredero de los tradicionales volantines y balancines de fondo de nuestras barquillas, el paternóster esta considerado como verdadera alma mater de los bajos de línea ideados para la pesca deportiva actual.

    Sus múltiples posibilidades y la capacidad de ser armados con varios anzuelos. Su idoneidad para la pesca en zonas profundas junto a la posibilidad de poder “tocar” un pesquero y -con tan solo un lance- ofrecer distintos cebos, lo definen como el bajo todo terreno por excelencia.

    Una herramienta que ha alcanzado insospechada perfección entre los amantes de la competición y que, a nosotros, pescadores de por libre nos ofrece la sugerente posibilidad de adaptarlos a múltiples circunstancias en la continua búsqueda del gran pez.

    Raíz de mil montajes, elemento apto para las ocasiones más dispares y base fundamental para dominar a los más complejos, el paternóster recoge en si mismo,… la genialidad de lo simple.

    De nuevo, y antes de seguir, obligado recordatorio. Nada de lo aquí expuesto ha de ser considerado “de manual”. La belleza de estas herramientas se basa en su ductilidad, en su capacidad de adaptación a cada pescador y circunstancia.

    Como en anteriores ocasiones, lo mostrado, no es más que una sugerencia para llegar a hacerlos verdaderamente nuestros.

    Una más de las mil opciones que existen y un guiño cómplice ante las posibilidades de una puerta abierta, ¿cruzamos?.

    Continúa Leyendo »

  •  
  • Los materiales, haciendo pie.

    Los materiales que utilizaremos para nuestro primer paternóster, sencillos de localizar y muy asequibles, nos serán de utilidad en gran parte de los casos que iremos conociendo. Tal es su sencillez que, en su mayoría, probablemente muchos de ellos los encontráremos con tan solo mirar dentro de nuestra mochila de pesca.

     El mundo de los bajos de linea, paternoster y bait clips.

    elementos a nuestro alcance que marcan la única diferencia real entre quienes se adaptan y los que se niegan a ello.

    Estoy seguro que bastaran unas mínimas nociones, acompañada de una pequeña ayuda visual, para “cogerle los vientos” a esta labor y lograr que cualquiera de nosotros -incluso aquel que jamás haya elaborado uno– partiendo de lo básico sea capaz de realizar, en pocos minutos, hasta el más complejo. Así que, pasemos lista a lo que necesitaremos para nuestro primer montaje elaborado. 

    • Línea madre:

    Será la línea en la que basemos la estructura del bajo. y escogida acorde al gramaje del plomo. Si utilizamos monofilamento, y lo calculamos para un peso máximo aproximado de 150 gramos, su diámetro estará comprendido entre el .50 y el .60 con objeto de asegurar esta capacidad de carga. No obstante, si optamos por multifilamento, podremos reducir drásticamente su diámetro utilizando hilos que aporten un mínimo de 60 libras de resistencia (.35 a .40 mm de diámetro)

    • Esmerillones o giratorios:

    De comprobada calidad y, normalmente, en dos medidas. Unos, cuya función será sujetar el bajo a la cola de rata o puente y otros, normalmente de menores dimensiones, fijaran los coales o gametas a la línea principal.

    • Perlas antifricción.

    Permitirán un giro fluido sobre ellas de los esmerillones que sujetaran las brazoladas. Acordes en tamaño para evitar que estos escapen pero, siempre recordando que todo lo que esta bajo el agua queda ante la vista de la presa. Preferiblemente en la gama de colores que antes desaparecen del espectro lumínico.

    • Enganches rápidos de plomo.

    Adquiribles, a un precio módico, en cualquier comercio del ramo. Fácilmente realizables por nosotros.

    • Mini-sleeves.

    Pequeños tubos huecos en bronce de un diámetro interior igual o inferior a 1 mm. Actuaran como tope del conjunto de perlas y giratorios a lo largo de la línea. Sustituibles por distintos tipos de nudos sin mayores problemas.

    • Termoretráctil:

    Acorde en diámetro a los giratorios y clips rápidos de ambos extremos del bajo. Su función, evitar salientes donde los sedales encuentren fácil enredo.